Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

El nuevo colector de Carrús evitará más inundaciones por fuertes lluvias
martes, 25 de enero de 2011

Los problemas que en los últimos años han ocasionado las grandes bajadas de aguas pluviales en Elche desaparecerán en poco más de mes y medio, según la previsión del Ayuntamiento de Elche. El último gran proyecto que aporta una solución al único "problema grave" que, según explicó ayer la concejal de Aguas, María Teresa Sempere, "quedaba por resolver", se encuentra en su fase final. Se trata de las obras de mejora de infraestructuras de aguas pluviales en el polígono industrial de Carrús.
Un proyecto ideado para acabar con los problemas que ocasiona la bajada de aguas del polígono de Carrús, y en cuya primera fase se actuó en la calle Pinoso, donde se ejecutó un sistema de colectores que recoge las aguas pluviales del polígono y las conduce hasta el río Vinalopó. Entonces, se instalaron tuberías de 1,2 y 1,5 metros de diámetro, que van a conectar con la última fase que se está realizando ahora. A este sistema, se le conectaron 32 nuevos imbornales, con el objetivo de mejorar la captación de las aguas pluviales.
La segunda fase requiere de una perforación subterránea para colocar una tubería de un metro de diámetro que absorberá las aguas y las verterá, directamente, en el cauce del río Vinalopó. Una perforación que se está llevando a cabo en la calle Ferriol, a las espaldas del colegio público Casablanca.
María Teresa Sempere destacó "la envergadura y dificultad de la actuación, con la complicación que supone actuar en la pendiente de la ladera del río". No obstante, aseguró que "esta segunda fase permitirá resolver, de forma prácticamente definitiva, los problemas de inundaciones en la zona del polígono industrial de Carrús, que se originaban tras episodios de fuertes lluvias".
Para este último tramo del proyecto se está utilizando un sistema "hinca", una maquinaria hidráulica con espirales que permite perforar sin tener que abrir calles.
Sempere destacó que "con esta obra cumplimos el objetivo del Ayuntamiento de intervenir en zonas donde las lluvias intensas producen inundaciones, y problemas a los vecinos". "Fuertes lluvias como las que provocaron grandes inundaciones, haciendo necesario el rescate de personas que acabaron atrapadas en el interior de sus vehículos", recordó.
La edil de Aguas indicó que "en pocos años hemos actuado en zonas como San Antón y el Sector V, y ahora terminamos en Carrús, que por la envergadura de la obra ha tardado más en realizarse". Según indicaron los propios técnicos del proyecto, el tramo más delicado en este proyecto es el actual, ya que se debe colocar la tubería que salve el desnivel de la ladera de río Vinalopó.
A partir de ahora, Sempere dijo que "se está trabajando con las empresas que llevan a cabo la urbanización de zonas nuevas, como la de El Corte Inglés, pero lo más grave está resuelto". María Teresa Sempere destacó que "se ha enterrado mucho dinero, pero hemos cumplido con lo que prometimos a los vecinos de los distintos barrios".


Más de 3,8 millones en infraestructuras desde el año 2007

Entre los años 2007 y 2011 Aigües d'Elx ha realizado infraestructuras de aguas pluviales y de alcantarillado por valor de más de 3,8 millones de euros. El proyecto de mayor envergadura, y coste económico, fue el de la nueva red de alcantarillado desde la pedanía de Perleta hasta Valverde que supuso una inversión de algo más de un millón de euros.
Al colector de Perleta y Valverde, le sigue la instalación del nuevo colector de aguas pluviales de la avenida de Labradores, que costó 747.000 euros, y el proyecto que se está finalizando actualmente, la mejora de infraestructuras de aguas pluviales del polígono industrial de Carrús, que tiene un presupuesto de casi 700.000 euros. Por otro montante económico importante, se construyó la infraestructura de pluviales en el barrio de San Antón, junto a la circunvalación sur. El proyecto de San Antón supuso, para el Ayuntamiento de Elche, una inversión de 627.000 euros.
Otros proyectos desarrollados en los últimos años por Aigües d'Elx han sido la renovación de las infraestructuras hidráulicas en las calles Pere Ibarra y Empedrat, por 350.000 euros, la ampliación del drenaje de aguas pluviales en la calle Pedro Juan Perpiñan, con un coste de 172.000 euros, y el desdoblamiento de la red de colectores en el río Vinalopó, con un importe de 145.000 euros. Además, desde el Ayuntamiento de Elche destacan que se han invertido hasta 153.000 euros para la renovación de los imbornales por toda la ciudad de Elche.
Una inversión global en proyectos hídricos que supera los 3,8 millones de euros. Un dinero con el que, según apuntó la edil María Teresa Sempere, se resuelven los principales problemas de Elche. No obstante, la misma edil de Aguas, aseguró "queda algún problema pendiente, como el del casco urbano de Torrellano, que por sus características especiales requiere de nuestra atención".

 

(Fuente: JOSÉ A. MAS - Diario Información)

:

Más noticias
oficina virtual enlace 12 gotas Enlace a la página de corte programados