Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

Aigües d'Elx supervisa informáticamente culaquier incidencia en los 1.165 kilómetros de tuberías del término.
jueves, 02 de septiembre de 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos redes, una de tuberías de agua potable con una longitud total de 1.165 kilómetros y otra de 420 kilómetros de conducciones de saneamiento y alcantarillado, están controladas día y noche de forma automatizada por el sistema de telecontrol y telemando, dependiente del área de explotación, con el que opera la empresa mixta Aigües d'Elx.
Este sistema ha sido perfeccionado recientemente para que, según explica el gerente de Aigües, Enrique Sáez, resulte "más amigable visualmente para los técnicos, ya que en la pantalla se puede apreciar una vista real de las tuberías y cómo manejarlas". Dicho de otro modo, Aigües d'Elx ha perfeccionado su sistema operativo para ganar en eficacia, ahorro de tiempo comodidad en el trabajo.
María José Toledo, directora del área de explotación, y Elena García, jefe de mantenimiento del citado departamento, son las principales responsables de que todo funcione correctamente. El sistema abarca el control de los 19 depósitos de agua repartidos por el término municipal, cinco estaciones de alcantarillado, así como otras muchas otras instalaciones que llevan incorporadas depósitos de mando, según indica Enrique Sáez. Además, todo el sistema automatizado puede ser dirigido también por control remoto, ya que desde una PDA (agenda digital personalizada) se puede operar sobre la red, abrir y cerrar llaves de paso, verificar consumos eléctricos, tener acceso a los controles de cloro, presión y regulación de los depósitos, etc.
María José Toledo y Elena García comentan que la última remodelación del centro de control permite, por ejemplo, tener acceso a cuadros sinópticos generales del agua potable, de la red de saneamiento, así como la red de depuración (tres depuradoras son explotadas por Aigües d'Elx). El cambio del sistema de navegación avanzado facilita, además, acceder fácilmente desde cualquier pantalla de la sala de mandos a la estación remota deseada al tener agrupadas las mismas en tres áreas o redes. Por otro lado, se ha modificado el sistema de presentación de alarmas y se ha implantado un sistema avanzado de envío de SMS a móviles.
La mejora en el sistema de telecontrol y telemando también incide en la posibilidad de un acceso remoto "on line" desde cualquier ordenador de sobremesa o portátil conectado a la red telefónica conmutada o red corporativa. En caso de incidencia y alarma, el centro de supervisión, control y adquisición de datos (SCADA) avisa al operador de guardia vía teléfono móvil para que se conecte al centro de control. El dispositivo permite que un técnico de mantenimiento pueda acceder al sistema de telecontrol de forma inmediata, y sin necesidad de desplazamiento, para la determinación y localización de averías y realizar tareas rutinarias de mantenimiento.

Informes de todo tipo
De forma general, el dispositivo genera también informes de control de presiones, niveles de cloro, control de caudales mínimos, comparativo con históricos, consumos diarios, mediciones diarias por sectores, gráficos de carácter mensual, controles anuales por zonas y sectores, así como el control del volumen del agua en los depósitos y la calidad del agua. "La presión del suministro del agua puede cambiarse dependiendo de si es día laborable o fin de semana y festivo y si observamos que en el control de consumos mínimos nocturnos se ha producido una alteración notable eso nos puede indicar si existe o no una avería y una fuga de agua y en qué punto", comentan.
Todo el sistema informático, apoyado en una torre de comunicaciones que hay en el barrio de Carrús, así como repetidores encalvados en Gran Alacant y Bonavista, ofrece datos que se recogen sobre 25 estaciones de telemando y 28 puntos registradores de presión y caudal.
En definitiva, se gestiona y optimiza todo lo posible el suministro de unos 16 hectómetros cúbicos de agua al año, que es el volumen de agua procedente de los canales del Taibilla y de Villena que se consume en Elche, según señala Enrique Sáez.

Un laboratorio que ampliará su trabajo

El laboratorio de Aigües d'Elx se encuentra localizado, como el resto de oficinas de atención al público, administración y el centro de telecontrol y telemando, en la plaza de la antigua lonja de Altabix. Este laboratorio ya se puso en marcha hace cinco años y su cometido es realizar las analítica y controles del agua potable que se suministra en el municipio. Al frente del mismo se encuentra Jaime Brotóns.
Aigües también realiza en estas instalaciones controles para otras empresas, tanto de aguas como de lodos, ya que está acreditado para ello. Además, en trámite está obtener la acreditación para poder realizar este tipo de analíticas para organismos oficiales.

Fuente: Domingo López. Diario Información.


 

:

Más noticias
oficina virtual enlace 12 gotas Enlace a la página de corte programados